Protección contra el malware

Protección contra el malware – Detección

Cuanto antes detecte la intrusión de malware, antes podrá reparar el sistema infectado.

Recuerde que algunos programas maliciosos son indetectables, así que no olvide actualizar regularmente las firmas de detección de antivirus o antimalware, así como aplicar varias medidas de detección adecuadas.

Protección contra el malware – Gestión de parches

Los programas de mantenimiento de software tratan de corregir los fallos de seguridad lo antes posible.

Al utilizar las últimas versiones de software, se reduce el riesgo de infección por malware. La gestión de parches consiste en asegurarse de que los parches de seguridad se aplican a todos los sistemas de la organización lo antes posible. Además, compruebe periódicamente si hay actualizaciones y aplíquelas para protegerse de las vulnerabilidades conocidas.

Protección contra el malware – Control de acceso

Los comandos administrativos deben estar restringidos a las aplicaciones aprobadas y a los usuarios que realmente los necesitan.

En caso de ataque, será más difícil que el malware infecte las funciones principales de su sistema. Compruebe los comandos de administración con frecuencia.

Protección contra el malware – Copia de seguridad y cifrado de datos

Un sistema eficaz de protección de datos puede suponer una gran diferencia en caso de ataque de malware.

En el peor de los casos, puede cambiar a una copia de seguridad limpia hecha antes de la infección. Se trata de aislar las copias de seguridad para evitar que se dañen o sobrescriban. También puedes encriptar los datos para hacerlos inutilizables en caso de robo.

Para ello, es posible que tenga que combinar varias estrategias en función del tamaño y la complejidad de su empresa. En las organizaciones más grandes, la implementación de una solución de almacenamiento de software en un entorno de nube híbrida ofrece una amplia gama de opciones para la copia de seguridad y el cifrado de datos.

Ningún sistema informático es infalible, y los desarrolladores de malware son persistentes a la hora de detectar y explotar estas vulnerabilidades. Por ello, la protección contra el malware está en constante evolución.

Cómo prevenir una infección por malware

La prevención es la mejor protección contra el malware. Se pueden utilizar programas informáticos para este fin, pero ante todo es esencial contar con unas sólidas directrices de ciberseguridad para que sus usuarios puedan ayudar a prevenir o reducir el impacto de las infecciones de malware:

1. Mantenga su software antivirus actualizado.

La eficacia de este software depende de la calidad de la base de datos de firmas de malware asociada. Así que asegúrate de activar las actualizaciones automáticas. Además, mantener el motor del antivirus actualizado con la última versión es una excelente manera de prevenir la infección de los ordenadores de su empresa.

2. Utilice sólo software legítimo.

El malware suele propagarse a través de versiones comprometidas de herramientas de software populares. Sólo permita que se instale en los ordenadores y servidores de la empresa el software de una lista preaprobada.

3. 3. Implementar una política de uso de dispositivos móviles.

La regla más importante es prohibir a los usuarios que conecten sus dispositivos móviles a sus ordenadores de trabajo de cualquier manera. Todo tipo de malware puede transmitirse entre dispositivos móviles y ordenadores de sobremesa a través de una conexión USB.

4. Identificar los correos electrónicos externos.

La mayoría de los clientes de correo electrónico más populares tienen una configuración que etiqueta los correos electrónicos de una organización externa como EXTERNOS. Esta señal visual es una excelente manera de recordar a los usuarios que estén atentos antes de descargar un archivo.

5. Mantener actualizados los sistemas y las aplicaciones.

Siempre se debe utilizar la versión más reciente de los sistemas operativos y del software para garantizar que se instalen todos los parches.

6. Reducir los privilegios administrativos.

Los usuarios no deben tener privilegios administrativos para su estación de trabajo. Esta es una medida de precaución para evitar la desactivación accidental de los controles de seguridad o la instalación de software no deseado.

7. Haz una copia de seguridad de los datos electrónicos.

La mejor manera de protegerse contra el ransomware es contar con una sólida estrategia de copias de seguridad que proporcione capacidades de protección contra este tipo de malware.

8. Compartir archivos.

Limita las ubicaciones y servicios a los que los usuarios pueden acceder para descargar archivos. Los servicios públicos y gratuitos de intercambio de archivos pueden contener programas maliciosos que se parecen a otros tipos de archivos.

9. Realice simulaciones periódicas de phishing.

Este tipo de ejercicio identifica las vulnerabilidades potenciales antes de que puedan ser explotadas y proporciona una excelente oportunidad de aprendizaje para sus usuarios.

10. Concienciar.

Asegúrese de que todos los empleados reciban una formación periódica de concienciación sobre la seguridad de la información para que sepan cómo prevenir las infecciones de malware y qué hacer si detectan un sistema comprometido.

Vídeo sobre la protección contra el malware

Vídeo sobre la protección contra el malware, del canal:

ComputerHoy.com